La misión del Obispo

Artículo de Marcelo L. Cambronero publicado en El Observador de la Actualidad

https://issuu.com/elobservadorenlinea/docs/1073/9?e=1320987/33115272

LA MISION DEL OBISPO

-----Siendo un pequeño miembro de este bendito Pueblo de Dios observo con temor y temblor cómo los medios de comunicación, los políticos y, por influencia de ellos, muchos presbíteros y laicos, juzgan a los obispos (y hasta al Papa) como si se tratara de administradores de bienes temporales, de líderes de opinión o de gestores de algún tipo de institución propagandística cuya misión fuese la de ampliar su clientela a cualquier precio. Se trata de una conciencia escindida y mundana que pretende obligar a los pastores a bailar al son de las modas de opinión que quieren llevarnos de un lado para otro corriendo cual pollos sin cabeza.
-----De esta manera los obispos que se mantienen fieles en las circunstancias difíciles, los que defienden la justicia ante los abusos del poderoso, los que proclaman la verdad que ya pocos desean escuchar, son criticados con frecuencia y sufren el maltrato de la prensa y hasta de cristianos desquiciados que preferirían que sus pastores se limitaran a amoldarse a los sones que tocan los que reparten los dineros y las influencias.
-----No necesitamos obispos “populares”, sino santos. No necesitamos sacerdotes cool, sino santos. La Iglesia no se sustenta sobre los privilegios y dádivas del poder, sino sobre el testimonio de los mártires. El Papa ayuda a ser cada vez más consciente de que hoy en día lo más importante suele ser repetir las evidencias básicas de la vida cristiana, como cuando el viernes 22 de enero dijo que “el primer deber del obispo es estar con Jesús en la oración. El primer deber del obispo no es hacer planes pastorales… ¡no, no! Rezar: éste es el primer deber. El segundo deber es ser testigo, es decir, predicar.”
-----No juzguemos a los obispos por si cuadran o no las cuentas, ni siquiera por si se saben el discurso teológico con precisión de relojero. No es lo decisivo. Lo decisivo para ellos, y para todo cristiano, es seguir enamorados de Cristo con la pasión y la alegría del primer encuentro. De ahí nace el testimonio que es fermento de la fe y de la esperanza del pueblo.

prensaa publicaciones retorica biblioteca facebook
prensa escrita publicaciones concurso retórica biblioteca facebook